SI EXISTE DIOS ASUMIRÁ EL FRACASO (Días de diarios)



Pesó tres kilos y 205 gramos de peso. La pequeña Danica May Camacho vino al mundo, en un centro público de Lima el 30 de octubre. Acto seguido, la ONU anunció que el bebé li
meño era el habitante siete mil millones. No es solo cuestión de cifras. Más de novecientos mil millones de personas pasan hambre. Hambre crónica. Lo ha dicho Jaques Diouf, director de la FAO, al mismo tiempo  que proclama que “cada seis segundos muere un niño por malnutrición”. Los datos son escalofriantes. “Estas muertes no son cosas del destino, sus causantes están identificados”, dice Diouf. Pero ni los inmensamente ricos, ni los FMI, Banco Mundial, gobiernos y demás organismos económicos se dan por aludidos. Algo tan aparentemente sencillo como la justa distribución de la riqueza ni se cuestiona. Y, es cierto: detrás de cada muerte por hambre existe, en verdad, un asesinato. No hay duda: si existe Dios asumirá el fracaso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: