PROFESORES EN ARMAS ( “Días de diarios”)

profesor-con-pistolaEn la guerra, la escribo como un arma,/ y en la paz será un arma, también.  (MIGUEL  HERNÁNDEZ)  

Los profesores de Florida no parecen dispuestos a secundar las medidas aprobadas por el presidente de EEUU Barack Obama. Medidas que, ante la inminencia de su puesta en marcha, provocaron un aumento masivo de venta de armas y municiones. Da miedo pensar que, según las estadísticas, el uso descontrolado que de ellas se hace es causa de una muerte por minuto. Y ese miedo ha llegado hasta los centros educativos que figuran en el punto de mira de ciertos individuos que dicen “problemáticos”. Recordemos la matanza de Columbine, donde 12 niños y un profesor fueron asesinados sin motivos aparentes. O el más sangriento de todos: el acaecido en la Universidad de Virginia Tech. Treinta y cuatro jóvenes fueron acribillados a balazos por uno de sus compañeros. Dijeron que estaba desequilibrado. “Los profesores tienen mucho miedo y por eso se han puesto en contacto con nosotros”, dice el instructor jefe de la compañía International Executive Protection, ubicada en la costa oeste de Florida. La citada empresa está instruyendo a más de doscientos profesores en el uso de armas de fuego. Y no solo eso. A diario llegan centenares de peticiones de otros profesores  de distintos centros del estado. Se trata de aprender a usar pistolas para protegerse de otras pistolas. Los profesores tienen miedo. También nosotros, cuando leemos que en España se vende material de defensa para empresas y uso privado. Material de defensa “hasta la categoría cuatro”, que quiere decir venta de armas hasta ametralladoras y misiles. Si se confirma la noticia significaría que España ha entrado en la privatización de la venta de armas y, como si tal cosa, en el fomento de ejércitos mercenarios. Escribir esto también a mí me produce miedo. Como da miedo pensar lo que anualmente invierten los gobiernos en armamento. Existió una vez un poeta llamado Gutierre de Cetina (1520 – 1557)  que escribió un madrigal que figura en todas las antologías de la poesía en castellano. Seguro que recuerdan aquello de: “ojos claros, serenos,/ si por dulce mirar sois alabados./ ¿por qué si me miráis, miráis airados? Bien, pues autoría de Gutierre de Cetina son igualmente estos tres versos: “Mas temo que mi fin mi suerte fuera/ tan lejos de mi bien quiere que sea,/ entre guerra y furor, ira, armas y fuego”. El miedo no tiene tiempo ni edad. Y como las armas de fuego es incontrolable. Incontrolado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: