CINEMA PARADISO. ADIÓS AL CINE MARTA, ADIÓS. (Almaria, 9)

carteles no al cierre de cines martaHagas lo que hagas de ahora en adelante, ámalo, como amaste la cabina de este cine. (Del film “Cinema Paradiso”)

Anoche tuve un sueño. Como cada domingo acudimos al cine Marta y María a la sesión doble de las cuatro de la tarde. Mi paga semanal consiste en cinco pesetas que se distribuyen de la siguiente manera: tres para la entrada del cine y las dos restantes para comprar alguna chuchería en la vecina confitería Polledo. En la sesión matinal de hoy ponen Fort Apache y Las Minas del rey Salomón. Las dos son “toleradas”. Es decir, para “menores”. A la salida, el mismo brillo en la mirada nos une aunque discrepemos muchas veces en nuestras opiniones. Y así cada ocho días. Son instantes salvados por el tiempo y jamás olvidados. Para los niños de entonces el cine era magia, amigos, juegos y domingos. Sobre todo domingos. Cuántas veces soñé con tener un cine en casa en el que poder ver todas las “pelis” que ponían en los cines. Han pasado los años y hoy el sueño se convierte en pesadilla. Por los periódicos me entero que el 2 de septiembre cierra definitivamente el cine Marta y María. “La poca afluencia de público y la necesidad de sustituir los equipos actuales por equipos digitales”, son los motivos que alega la dirección de la Cadena Clarín. Es por eso que hoy escribo, con palabras de ausencia, en nombre de todos los niños de entonces. Las peripecias de  “Bambi”, y la tristeza en la mirada de Ilsa en Casablanca: “tócala otra vez Sam, toca As time goes by”, marcó nuestra infancia y adolescencia. Por eso en esta noche nos sentimos -por si ya no lo fuéramos bastante- un poco más huérfanos. Huérfanos de “cinemas paradisos” que llevarnos a nuestros ojos-niños de ahora. Como dijo Rilke, el cine significaba para los niños de entonces:  “el sueño de muchos bajo tantos párpados”. Estoy en mi terraza. Insomne. De frente y de espaldas – sí, cuántas veces de espaldas- a esta ciudad desde donde el cine Marta ahora nos deja. Si he decirle adiós al cine de mi infancia, reivindico en esta despedida mi apartamiento de una sociedad adulta donde la ilusión y la belleza ha cedido el paso al libre comercio de la oferta y la demanda. Con entereza acepta la derrota. No olvides que esas cosas que amas tanto/ por vez última hoy te será dado contemplar. Del poema “Ciudad regresada” elegimos estos versos: Desconozco en qué grado/ de memoria y olvido/ se sucede en el tiempo/ un instante de afán que da la gloria,/ o toda una eternidad/ que genera el fracaso. Este poema está dedicado a la ciudad de Avilés donde hoy, hace 64 años, abrió sus puertas por vez primera un cine para disfrute y deleite de sus ciudadanos. Adiós al cine Marta. Adiós.

Anuncios

One Comment

Add yours →

  1. Nostalgia profunda el cierre de nuestro querido cine…….Desde la distancia geografica aun veo esa esquina de la plaza del ayuntamiento y ese prinicipio unico e irrepetible de la calle rivero que se abre con sus luces y carteleras. No me imagino que otra presencia podra tomar esa esquina avilesina del cine Marte Maria que para muchos seguirá siendo una pantalla de memorias de domingos , o lunes, y palomitas durante mucho tiempo. Curiosamente, antes de leer tu cronica- siempre un gran placer entrar en tu blog- , acababa de ver una plelicula española que tenia guardada hace muchos meses. La Lengua de las mariposas, de Jose Luis Cuerda. Sobran las palabras para una pelicula en donde la lengua de las metaforas, las miradas y los silencios nos van acercando a la incomprension , extrañeza y locura que toda guerra latente es capaz de generar entre los seres humanos. Un encuentro con los cines , sera siempre un encuentro con nuestra historia. Y en estos dias de tension profunda para los chilenos, de gran incertidumbre por el futuro de Siria , regresar un domingo a la noche a nuestro año 36 en España a traves del impresionante maestro republicano Fernando Fernan Gómez, me ha echo vibrar y estremecerme, aun siendo a traves de un monitor pequeño de un salon failiar ilumminado. Esa es la fuerza del cine, gran misterio!!! pero claro que me falto la sala obscura y la gran pantalla dispositivo insustituible que no debemos dejar desparecer! OM

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: