SILENCIO: Hoy, 1 de enero, enciendo el fuego.

Fuegos prohibidos

Escribo los silencios

Perdón por encender en este primer día del año los silencios. Desde la piel en rebeldía, a tantos grados de escepticismo sobre cero -no obstante alzada el alma-, ardo en el fuego de unos versos. Para quemar en ellos la luz de algún instante y esparcir, con cuidado, más tarde, las cenizas. Queda dicho: este poema está construido sin palabras.

 

 

RETRATO CON FISURA INTERIOR

.

Untas mis ojos con aceite

finges ser mi ademán,

el rostro en que ya me difumino.   

No hay nada más atrás

que hayas querido darme, 

ninguna antigua herida

que deje al descubierto

la noche donde, al fin,

elegí casa,

más distante otra vez,

todavía más lejos de donde

siempre he estado.

Pones mi juventud sobre la mesa

quieres decirme algo

llamarme la atención del instante

que cumple mi retrato.

Te hospedo en un poema, 

velo tu sueño sobresaltado y niño.

Tan ayer me has mirado que no has podido verme 

ocupando un lugar en el que ya no existes,

en el que más de una vez, las dos,                                                                                                                                                    

nos hemos muerto.

Anuncios

One Comment

Add yours →

  1. Sara Bárcena de Cuendias 01/01/2015 — 8:24 pm

    Tan precioso, tan preciso, tan perfecto… Un beso inmenso, amiga Marian.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: